Clínica: +56 2 24657900



Testimonios   arrow

Axel aprendió a vivir de nuevo…


Axel Marinkovic, a sus sólo 27 años, era un destacado camarógrafo de TV, independiente y amante de la vida. Como cualquier joven de su edad, gustaba de juntarse con sus amigos y realizar un montón de actividades. Un día sábado, en una acción cotidiana, decidió ir a almorzar a la casa de sus padres. Para ello, tomó su moto y emprendió el viaje que cambiaría su vida para siempre. Una mala maniobra hizo que saliera disparado de su medio de transporte y sufriera una compleja lesión medular, tras fracturarse la columna vertebral al golpearse la espalda contra una barrera de contención.

El diagnóstico era lapidario. Fractura de la vértebra t4 y t6, estallido de la vértebra t5, fractura de esternón y de las costillas de la 2 a la 7 por ambos lados; además de una fractura cerca del ojo y un tec cerrado. Así, Axel quedó paralizado de la cintura para abajo. Se venía un complejo panorama.

No obstante, el joven supo de la Clínica Los Coihues por un médico que operó su columna tras el accidente. Así, se internó y comenzó un tratamiento de NeuroRehabilitación que le ha permitido ir afrontando la nueva vida que lo tocó vivir. “La terapia ha consistido en fortalecer las extremidades superiores. Quedé en silla de ruedas, pero ahora uso mis brazos prácticamente para todo. Control de tronco. Todo lo que se te ocurra que se pueda hacer en la silla. Cosas cotidianas, vestirse, comer, asearse”.

Carmelo volvió a correr…


Un obstáculo que no esperaba en lo absoluto debió enfrentar Carmelo Guzmán, un portorriqueño de 53 años que desde hace varios años vive con su familia en Chile. Amante del deporte desde sus tiempos de infante de marina, este hombre jamás imaginó lo que le tocaría vivir. Un día, sentado en el living de su casa, notó que algo no andaba bien. Miró su brazo izquierdo y descubrió que ni siquiera podía reconocerlo. Y al intentar pararse, simplemente se desplomó.

Cuando despertó, estaba hospitalizado, no podía caminar ni controlar su lado izquierdo. Había sufrido un accidente cerebro vascular tras tapársele la arteria carótida producto del colesterol, cosa que jamás creyó que podía sucederle. Pero Carmelo no esperó un segundo, y cuando supo de la Clínica Los Coihues, decidió internarse de inmediato e iniciar un tratamiento.

“Los profesionales me enseñaron a recuperar las funciones que hacía antes: caminar, usar mi brazo izquierdo, manejar y volver a trabajar en el mismo lugar en que lo hacía antes de sufrir el accidente”, cuenta Guzmán, que recuperó su actividad normal a tal nivel de lograr prepararse para la Maratón de Santiago y correr los 10 K en poco más de una hora; logrando volver a uno de sus pasatiempos más queridos.

María aprendió a caminar a los 36 años…


Dicen que el destino está escrito, que cuando las cosas están por pasar, simplemente pasan. Tal como el caso de María Figueroa García, una mujer de 36 años, quien sufrió un grave accidente, del cual se pudo haber salvado.

María trabajaba como operadora en una fábrica textil, donde ocurrió un incendio en el que ella, en primera instancia, logró escapar “…Cuando el incendio comenzó corrí y pude salir, una vez fuera y lejos del peligro, me di cuenta que mi amiga no estaba, por lo que volví a buscarla para ayudarla. Fue ahí cuando quedé atrapada en medio del incendio y para salvar mi vida, tuve que saltar de un segundo piso, caída que me dejó paralizada de la cintura hacia abajo…”.

Su diagnóstico fue Lesión Medular Traumática Incompleta, y su doctora le recomendó Clínica Los Coihues, la única clínica en Chile  exclusivamente dedicada a la neuro-rehabilitación, con atención integral y especializada. Lugar, donde comenzaron su tratamiento de inmediato, hecho que fue un real acierto, debido a que mientras antes comienzan las terapias, mucho antes se ven los resultados. Después de un año, con innovadores tratamientos de rehabilitación neurológica y traumatológica, un equipo médico de diferentes especialistas trabajando en cada una de las áreas a mejorar y gracias a la continuidad, frecuencia e intensidad en las sesiones, hecho que diferencia a Clínica Los Coihues, hoy María está caminando y puede decir que está retomando su vida “…Yo volví a caminar. Al comienzo gateaba como los bebés… Estaba prácticamente muerta en el hospital. Yo no era nadie, hasta que llegue aquí “.

Ernesto aprendió a comer a los 58 años…


¿Cuántas veces hemos recibido consejos de amigos o conocidos, con datos de remedios caseros que ellos están utilizando o han escuchado por ahí, para adelgazar, bajar el colesterol, etc.? ¿Cuántas veces de esas mismas, hemos tomado o hecho lo que nos han dicho?

Ernesto Alfaro Tepper, jubilado de la armada, sufrió un shock anafiláctico y dos paros respiratorios, por sólo beber agua de alpiste, remedio casero que le había recomendado un amigo para bajar el colesterol, “…Desperté sin poder mover mi cuerpo, no podía comer, no podía hablar, ni controlar mis funciones básicas…”. Su diagnóstico, Encefalopatía Hipóxica Isquémica.

Fue ahí cuando acudió de inmediato a Clínica Los Coihues, la única clínica en Chile exclusivamente dedicada a la neuro-rehabilitación, donde después de tan sólo 3 meses de tratamiento, con innovadoras terapias de rehabilitación neurológica y traumatológica realizadas, por no sólo uno, sino por un equipo de especialistas, una gran intensidad y frecuencia en las sesiones, modalidad que diferencia a la clínica, y gracias a su precocidad en el inicio del tratamiento, hecho que certifica mejores resultados, Ernesto hoy está recuperando su vida. Ya puede caminar, incluso trotar. Sólo le quedan secuelas en su motricidad fina y el habla, “…Aprendí a comer, a vestirme y asearme solo, cosa que antes debía hacer con el apoyo de mi señora…”

Mauricio aprendió a hablar a los 36 años…


Mauricio Meneses Navea es un abogado que trabajaba en un estudio jurídico. Debido al exceso de trabajo, a las preocupaciones del día a día y al tabaquismo, Mauricio tuvo un accidente vascular tan severo, que para salvar su vida, los médicos debieron realizarle una intervención neuroquirúrgica, “…Un día estaba en mi casa, me desmayé y desperté sin memoria, sin poder recordar nada de mi vida, no podía mover mi cuerpo, controlar mis funciones básicas, ni siquiera hablar…” Su diagnóstico, Accidente Cerebro Vascular.

Fue derivado a Clínica Los Coihues, la única clínica en Chile dedicada exclusivamente a la rehabilitación neurológica, donde Mauricio comenzó su tratamiento de inmediato. Hecho que fue un real acierto, debido a que está comprobado, que mientras antes se comienzan las terapias, mucho antes se ven los resultados. “…He tenido un muy buen apoyo integral de todas las áreas de la clínica, tanto de la parte psicológica, como también de toda la parte física, para mi completa y total recuperación”. Después de dos años, y con innovadores tratamientos de rehabilitación neurológica y traumatológica, un equipo médico de diferentes especialistas a su disposición, y gracias a la continuidad, frecuencia e intensidad en las sesiones, hecho que marca la diferencia de Clínica Los Coihues, Mauricio está recuperando su vida. “…Volví a hablar de nuevo, a moverme y controlar mis necesidades básicas. Mis avances han sido tremendos, y me siento sumamente feliz de pertenecer a esta clínica…”