Clínica: +56 2 24657900



Accidentes Cerebrovasculares   arrow

tec

“La clave de una neurorehabilitación temprana, sostenida e intensa”

La enfermedad cerebrovascular no es una realidad desconocida, ya que es la primera causa de muerte en nuestro país. Es ligeramente más frecuente en hombres que en mujeres, y en cuanto a incidencia, entre el 70% y 80% son aquellos ataques cerebrovasculares (ACV) isquémicos o no hemorrágicos.

 La cifra de los ACV es de 150 por 130.000 habitantes al año, en menores de 50 años. Mientras que el valor asciende a 400 x 100.000, en mayores de 50 años. Se proyectan 25.000 nuevos ACV para los próximos 12 meses. Ocurren dos accidentes vasculares por hora, una muerte cada 67 minutos.

Factores de riesgo

¿Qué influye en este tipo de patología? Dentro de los factores no modificables están la edad, la raza y el sexo. Mientras que en los modificables los factores que inciden en un ataque cerebrovascular son: la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la dislipidemia, el tabaquismo, el sedentarismo, el sobrepeso y la apnea del sueño. Por ello, la importancia de cuidar nuestros hábitos y llevar un estilo de vida más saludable.

¿Cómo se manifiesta la enfermedad cerebrovascular?

Son tres los principales síntomas que configuran entre el 80% y el 90% de los ACV. Los centrales son la pérdida de fuerza en un lado del cuerpo, el trastorno del habla y del lenguaje, y el trastorno del campo visual. Todos ellos comparten un hecho común y fundamental: se instalan bruscamente, en forma aguda. La expresión en inglés es stroke, que se traduce en golpe brupto. Otros síntomas menos frecuentes son la pérdida de la sensibilidad, falta de coordinación, vértigo y cefalea. Ante este escenario, la primera recomendación es seguir todas las indicaciones relacionadas con la prevención de un nuevo evento. Es decir, tomar los medicamentos indicados, algún fármaco para controlar colesterol, a veces anticoagulantes, estricto manejo de la presión arterial, control estrecho de la diabetes, suspensión del tabaquismo, manejo del sobrepeso y de los trastornos del sueño e inicio de actividad física programada. El segundo paso que debe seguir un paciente que haya sufrido un ACV es prácticamente en paralelo con el anterior: ingresar a un programa de neurorehabilitación precoz, sostenida, intensa, frecuente, y prolongada en tiempos variables dependiendo del déficit neurológico, entregado por un equipo multidisciplinario.

En este sentido, Clínica Los Coihues provee un servicio de neurorehabilitación hospitalizado y ambulatorio para adultos y niños. Cuenta con 120 camas, 40 kinesiólogos, 13 terapeutas ocupacionales, 7 fonoaudiólogas, 8 neuropsicólogas, 3 neurólogos de adultos, 1 neuróloga infantil, 7 fisiatras, asistentes sociales y nutricionistas. Dado que también atiende pacientes que se manejan temporalmente o por largo tiempo con ventilación mecánica, el staff de la clínica incluye además a médicos internistas y broncopulmonares. Ello, además de un equipo de enfermería y apoyo de técnicos experimentados en el manejo de pacientes en proceso de neurorehabilitación.

Tratamientos

Los principales tratamientos en Clínica Los Coihues se dividen en tres áreas centrales: farmacológica, terapeútica y manejo con tecnología avanzada. En farmacología, se refiere al uso de factores neurotróficos, estimulantes del sistema nervioso central, toxina botulínica y estimulantes de la neurotransmisión cerebral. En cuanto al área terapéutica, se encuentra todo el staff de neurorehabilitación trabajando en conjunto. Todo en una infinidad de combinaciones, dependientes de cada paciente y del daño cerebral. El análisis multidisciplinario alcanza aquí su máxima utilidad, sumando los beneficios de cada intervención. Se deduce también la otra fortaleza de la clínica: la frecuencia, intensidad y duración de las distintas terapias que configuran la neurorehabilitación. Y el manejo con tecnología avanzada da cuenta de las opciones para los pacientes como “la estimulación funcional eléctrica para extremidades superiores e inferiores, estimulación transcraneal magnética, trabajo en plataformas treadmill con soporte parcial del peso y retroalimentación visual de la marcha, estimulación cognitiva, evaluación de marcha y resultados objetivados con, por ejemplo, equipos provistos de sensores (APDM) capaces de entregar en detalle los distintos componentes de la marcha y de su evolución con el tratamiento.

 Clínica Los Coihues también piensa en el futuro, ya que ya ha diseñado nuevos programas para pacientes con distintas patologías neurológicas.

CONTÁCTANOS AHORA

Nombre y Apellido (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Ciudad (requerido)

Comuna(requerido)

Previsión

Tipo de Tratamiento
 Hospitalario Ambulatorio

Asunto

Tu Mensaje